¿Podemos mejorar la recuperación a través del Entrenamiento Oclusivo?

Hoy os traemos una visión completamente diferente del Entrenamiento Oclusivo o Blood Flow Restriction Training (BFRT), vamos a revisar  sus EFECTOS durante la  RECUPERACIÓN MUSCULAR en diferentes situaciones. 

La primera pregunta a la que debemos  dar respuesta es qué entendemos por fatiga, y por ende, qué es la recuperación. 

No podemos hablar solo de un tipo de fatiga, sino que de nuevo tenemos un conjunto de factores (fisiológicos, psicológicos, ambientales…)  cuya interacción que tienen como resultado una disminución del rendimiento, sea cual sea la variable que estemos midiendo (VO2, velocidad, % tiros fallados…). Por tanto, la recuperación sería el conjunto de estrategias que podemos utilizar para retrasar los factores que provocan la fatiga y potenciar los factores que nos previenen de su aparición. 

Las estrategias de recuperación pueden ser mentales, estratégicas o fisiológicas (nutrición, ejercicio…).  Podréis imaginar que el mundo de la recuperación es amplio y vital en el rendimiento de un deportista o en la salud de cualquier persona. Tal es su importancia que ya existen especialistas en este campo, los denominados COACH RECOVERY. 

Uno de los factores que se asocian al BFRT es la acumulación de metabolitos (stress metabólico),  teniendo un impacto importante a nivel hipertrófico (1). Un factor clave a tener en cuenta cuando nuestro objetivo es potenciar el stress metabólico es el RECUPERACIÓN ENTRE SERIES. 

Si hacemos descansos demasiado largos, no se producirá una acumulación de metabolitos adecuada. Por otro lado, si los descansos son demasiado cortos no podremos producir suficientes metabolitos como para inducir una respuesta anabólica. 

Pues es en este punto donde, Bunevicius y colaboradores (2) examinaron el efecto agudo del BFRT en la recuperación entre 2 series de fuerza (flexión plantar al 75% RM). Las variables que se utilizaron para comprobar si había diferencias entre el grupo que utilizaba BFRT y el CONTROL era el flujo arterial, la saturación de oxígeno y la máxima contracción voluntaria (MVC). Tras analizar los resultados, se observó como la aplicación de BFRT acelera la aparición de la fatiga con la disminución de la saturación de oxígeno y disminuyendo la capacidad de trabajo. 

Como siempre os digo, a la hora de leer cualquier artículo debemos de fijarnos en su metodología para ver que limitaciones se han podido dar. En este caso, la cuantificación de la carga no ha sido realizada de la forma más correcta, pues la estimación del RM de forma directa es muy variable entre el nivel de los sujetos y entre sesiones. Además,  realizar repeticiones hasta el fallo muscular provoca diferencias en volumen (número de repeticiones) entre grupos BFRT y CONTROL. 

Otro factor muy importante en la aparición de fatiga es el RENDIMIENTO NEUROMUSCULAR, el grado de activación de una musculatura medida con electromiografía y la capacidad de producción de fuerza (MVC) reflejan el estado en el que se encuentra nuestro deportista. El artículo de Husmann y colaboradores de 2018 (3), estudia el impacto del BFRT sobre el rendimiento neuromuscular y su correlación con la fatiga percibida (a través de la Escala de Borg y el cuestionario CR-10). La metodología de este estudio es mucho más completa, se tuvo en cuenta la determinación de forma individual de la PRESIÓN OCLUSIVA ARTERIAL  y se aplicó un 60% al GRUPO BFRT, se aplicó un mismo volumen (30-15-15-15), tempo (40 bpm), descanso de 90 seg entre series y un calentamiento general y otro específico para la prueba.  Los resultados obtenidos muestran un aumento de la fatiga percibida acompañada de la disminución de la función contráctil tras terminar el ejercicio. Sin embargo, pasados 2 minutos de la finalización del ejercicio, estos valores se normalizan, por lo que el efecto del BFRT sobre la fatiga neuromuscular es  intenso y de corta duración. 

Para terminar esta mini-revisión sobre BFRT y RECUPERACIÓN vamos a recuperar el reciente artículo de Ferguson y Colaboradores (4), también de 2018. El objetivo del estudio era estudiar la RESPUESTA AGUDA ANGIOGÉNICA tras el entrenamiento con BFRT. Seguro que habéis oido hablar de la angiogénesis, el proceso fisiológica mediante el cual se generan nuevos vasos sanguíneos. Es obvio que el transporte de la sangre es otro factor crítico en la aparición de la fatiga. Un mayor número de vasos sanguíneos puede ayudar a mejorar la recuperación del deportista entre sesiones y a evitar la aparición de la fatiga local de forma temprana. 

El estudio contó con una muestra pequeña, sólo 6 personas, pero utilizaron biopsias para determinar de forma cuantitativa la fosforilación de p38MAPK y la expresión de los genes PEGF-1 y VEGF-1 (relacionados con la angiogénesis) respecto a la situación PRE-EJERCICIO y CONTROL. 

Resumiendo

  • El papel del Entrenamiento con Oclusión de Flujo en la recuperación necesita de más estudios para poder asegurarnos su utilidad, aunque factores como la angiogénesis y los tiempos de recuperación inter-serie, hacen que podamos incluirla dentro de nuestros planes de trabajo. 
  • Lo más importante a la hora de su aplicación es la cuantificación individual de la presión y la carga, así como del  ratio trabajo:descanso. A título personal, he tenido muy buenos resultados aplicándolo en periodos de descarga (con bajadas de volumen considerables), así como con trabajos cíclicos en ratios de 1:5 (W:R) post-sesion. 

Artículos relacionados

BFRT Y RECUPERACIÓN MUSCULAR

El papel del Entrenamiento con Oclusión de Flujo en la recuperación necesita de más estudios para poder asegurarnos su utilidad, aunque factores como la angiogénesis y los tiempos de recuperación inter-serie, hacen que podamos incluirla dentro de nuestros planes de trabajo.
Lo más importante a la hora de su aplicación es la cuantificación individual de la presión y la carga, así como del ratio trabajo:descanso. A título personal, he tenido muy buenos resultados aplicándolo en periodos de descarga (con bajadas de volumen considerables), así como con trabajos cíclicos en ratios de 1:5 (W:R) post-sesion.

BFRT Y ESTRÉS METABÓLICO

¿Cómo adaptamos las herramientas de potenciación al perfil de cada cliente?

Debido a la tendencia actual de cuantificar la carga del entrenamiento en base a la velocidad (velocity-based training), su aplicación junto al BFR debería de ser nuestro gold-standard. Sin embargo, su unión plantea 2 problemas:

No hay ningún estudio hasta la fecha que haya utilizado la velocidad (velocidad media propulsiva, velocidad pico, aceleración…) junto a la oclusión, aunque sabemos que es mucho más precisa e invariable que la estimación directa de la repetición máxima.
Necesita de aparatología para su aplicación, por lo que podemos tener problemas a su acceso.

Una pastilla de Excéntrico

Como conclusiones finales y qué podemos trasladar a la práctica, seas fisioterapeuta, readaptador o entrenador, tenemos:

Lo que no se evalúa, se devalúa. Así que mide antes y después para saber si de verdad se están produciendo cambios.
Conocer las características de nuestra intervención nos hará profesionales mucho más específicos, permitiéndonos mejorar nuestros resultados.
El tiempo de duración de la fase excéntrica en el entrenamiento de fuerza, tiene repercusiones a nivel de producción de fuerza, potencia y dolor post-ejercicio.

Respuestas